.
enfermera revisando la mano de un paciente mayor para ver si tiene artritis

¿Qué sabe sobre la artritis? Déjenos ser su recurso.

Nuestros cuidadores están aquí para usted, hoy y todos los días, sin importar las circunstancias o lo incierto de los tiempos. La salud y el bienestar de nuestros residentes son siempre una prioridad. Por eso les ayudamos con las numerosas enfermedades que podrían impedirles llevar una vida feliz, incluida la artritis. Los proveedores de atención sanitaria y las comunidades de ancianos como la nuestra desempeñan un valioso papel al aconsejar a las personas con artritis que sean físicamente activas y mantengan un peso saludable.

8 formas de afrontar la artritis infografía

La artritis es una inflamación de las articulaciones y puede afectar a una sola articulación o a varias. Puede afectar a personas de todas las edades, incluidos los niños, pero es más frecuente en adultos mayores de 65 años. Es más frecuente en las mujeres que en los hombres.

Para quienes viven con artritis, cada día puede parecer un reto. Envejecer aumenta el riesgo de artritis, al igual que los antecedentes familiares, el sobrepeso o el uso excesivo o las lesiones de las articulaciones. Los síntomas van desde la rigidez y el dolor leve hasta el dolor intenso y constante. Para algunos, el dolor y la rigidez pueden hacer que dormir sea casi imposible.

El dolor y la rigidez de las articulaciones son consecuencia de la rotura del cartílago, que hace que los huesos de la articulación se rocen. Los enfermos de artritis suelen experimentar un deterioro de la coordinación y la postura y pueden tener problemas para subir escaleras, dormir o caminar.

Aunque actualmente no existe una cura para la artritis, una combinación de la medicación adecuada y las modificaciones del estilo de vida pueden ayudar a que los síntomas sean más llevaderos.

Ayuda para afrontar la artritis

Además de los tratamientos farmacológicos, las intervenciones sanitarias como el ejercicio físico, la nutrición adecuada y el control del peso son eficaces para frenar los dolorosos síntomas de muchos tipos de artritis. En las comunidades de atención a personas mayores como la nuestra, la nutrición es primordial. Nuestras opciones de comida se adaptan a las necesidades específicas de las personas mayores con artritis, por lo que puede contar con el equilibrio adecuado de vitaminas, minerales y alimentos saludables.

Actividades como caminar pueden mejorar la fatiga, el dolor y la calidad de vida de la artritis, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Modificamos las clases de ejercicio in situ según las necesidades de los residentes, incluidos los programas dirigidos a la artritis.

Hay muchas sugerencias para el manejo del dolor de la artritis entre las que elegir, incluyendo medicamentos tópicos e hipnosis. Es importante ser consciente de cualquier signo de advertencia o desencadenante que pueda conducir a un brote de artritis, y seguirlo, para poder detectarlo y tratarlo lo antes posible.

Algunas señales de que un brote está cerca incluyen:

- Excederse físicamente
- Sentirse mal
- No dormir lo suficiente

Recuerde consultar a su proveedor de atención médica antes de realizar cualquier cambio en su rutina de salud.

Ayudamos a las personas mayores a enfrentarse a la enfermedad cada día. Contamos con el equipo de atención y los recursos necesarios para ayudarle a usted también. Llame si tiene preguntas sobre el cuidado de la artritis u otro tipo de cuidado de personas mayores.